¿Encaramos correctamente los proyectos de transformación digital?

Actualizado: oct 14

Por Francisco Odón, CEO de Onistec


Cuando hablamos de transformación digital, nos referimos a optimizar procesos, mejorar la competitividad de la compañía y ofrecer un nuevo valor añadido a los clientes. Básicamente, es la integración de las nuevas tecnologías en todas las áreas de la empresa para cambiar la forma de funcionar.

La pandemia mundial aceleró muchos procesos y obligó a tomar decisiones apresuradas, que no permitieron seguir los pasos indicados. Esto ocasionó que se empiecen a notar fallas graves en los proyectos de transformación.

En general, la digitalización no está bien encaminada y tiene fallas estructurales muy marcadas en su concepción. Por ejemplo, la regulación y las políticas de cada país necesitan consolidarse para poder brindar una protección de datos personales apropiada. Es real que hace varios años notamos que cada país ha ido creciendo y adoptando nuevas legislaciones, pero no a la velocidad que corresponde. Hay algunos que están más avanzados que otros, como ser Colombia, México o Paraguay, pero hace falta un trabajo regional más consciente.

De más está decir que los datos son el valor más significativo de las empresas, y estas necesitan hacer un seguimiento más a fondo del uso que se les da a los mismos, y sobre todo asegurar que se está siguiendo normativas actualizadas. Los procesos para manipular la información son fundamentales para la clave un futuro más seguro.

Pero, la transformación digital es un tema macro, que va más allá de subir todo a la nube o incorporar nuevas soluciones de seguridad. Es el preparar un ambiente de colaboración de la compañía, donde se tenga todo conectado y relacionado para un trabajo más ágil y eficiente.

La mala toma de decisiones y falta de un liderazgo apropiado, ocasiona un gasto innecesario y perdida de tiempo. Por eso, es importante contar con partners apropiados para que nos asesoren sobre las mejores prácticas.

Como ya dijimos, producto de la pandemia y la necesaria adopción del teletrabajo, las empresas se vieron obligadas a acelerar sus planes. De un momento a otro tuvieron que incorporar soluciones de video conferencia, herramientas de ventas, etc. Pero esto no debe perder el foco. Es fundamental seguir un plan, para que la adopción de cada nueva solución sea la apropiada.

Lo primero es analizar si realmente necesito entrar en una digitalización y porqué. Esto va a llevar a tocar áreas del negocio que no estaba contemplando, y serán claves en la transformación de nuestra empresa. Luego, viene la pregunta del cómo lo voy a realizar. En este punto es importante analizar temas como la educación y seguridad, dado que necesitamos que todos entiendan y comprendan la importancia de utilizar apropiadamente las soluciones implementadas. Por último, el liderazgo. Hace falta una guía, alguien que ayude a llevar adelante el plan y superar rápidamente los problemas que vayan surgiendo.

Desde Onistec, como mayorista de tecnología de valor agregado, entendemos que no es una cuestión de tener ciertas marcas en nuestro portafolio, sino que tenemos que ser agnósticos para proveer un valor tangible a los clientes. O sea, como consultores en proyectos, tenemos que acompañar a las compañías en los procesos con soluciones que aporten más que valor. Luego, es fundamental tener partners locales que estén realmente comprometidos, y tercero contar con un servicio profesional.

La combinación de estas tres áreas hace la diferencia, porque nos permiten brindar un apoyo completo a las empresas, logrando mostrarles un retorno de inversión en poco tiempo. Onistec ofrece todo su expertise en estos proyectos, apoyando a los canales desde el proceso previo, hasta la post venta.

Entonces, ¿Estamos realmente encarando correctamente los proyectos de transformación digital? ¿Contamos con las herramientas necesarias? ¿Hemos incluido a las áreas que corresponden en el proyecto? El proceso de digitalización debe ser pensado como un proceso 360 y no como algo aislado. Estamos creando el futuro de nuestro negocio, por eso es tan importante crear bases sólidas para poder crecer y apostar a más.




46 vistas0 comentarios