¿Qué es el lavado de dinero? Guía básica para la AML

El lavado de dinero es una actividad extraña, cambia constantemente, pero en esencia siempre permanece igual. Es la transferencia de dinero ilícito a dinero aparentemente legítimo.



Se estima que, a nivel mundial, el mercado antilavado de dinero (AML) está preparado para un rápido crecimiento durante los próximos ocho años, con un valor anticipado de $5.77 mil millones para 2030 de $1.63 mil millones en 2021. El lavado de dinero causa aproximadamente$ 2 billones en dinero sucio para fluir a través del sistema financiero mundial cada año.


Un factor que impulsa el crecimiento de ALD es la introducción de regulaciones ALD cada vez más estrictas en todo el mundo. Particularmente en Europa, que está ejerciendo presión sobre las empresas para que implementen mejores procesos de prevención, detección y notificación de ALD en un intento por controlar el rápido crecimiento de la actividad de lavado de dinero.


¿Cómo funciona el lavado de dinero?

El lavado de dinero es un proceso mediante el cual los delincuentes toman ganancias ilícitas generadas a través de actividades como el tráfico de drogas y utilizan una variedad de métodos para convertirlas en fondos o activos aparentemente legítimos. El dinero de la actividad delictiva se considera sucio debido a su fuente ilícita, y el proceso de mover este dinero a través del sistema financiero global lo lava para que parezca limpio.


¿Cuáles son las tres etapas del lavado de dinero?

El lavado de dinero generalmente se lleva a cabo a través de tres etapas clave.


1) Colocación El lavado de dinero comienza con la colocación. Esto ocurre cuando se colocan fondos ilícitos dentro del sistema financiero. Una de las formas más comunes en que esto se logra es a través del escalamiento, mediante el cual los delincuentes toman grandes cantidades de dinero y las dividen en sumas más pequeñas que tienen menos probabilidades de activar las alarmas y son más difíciles de rastrear.


Esto permite a los delincuentes depositar sus fondos ilícitos directamente en cuentas bancarias o comprar otros instrumentos financieros como cheques y giros postales. Al colocar los fondos ilícitos en cuentas y otros instrumentos financieros, los delincuentes intentan disfrazarlos discretamente y distanciarlos del delito del que fueron adquiridos.

Otra estrategia de colocación popular es la deslocalización, mediante la cual los delincuentes mueven dinero a cuentas en el extranjero mientras conservan el control sobre él.

2) capas La estratificación es la segunda etapa del lavado de dinero. El propósito de la estratificación es hacer que los fondos ilícitos sean difíciles de detectar distanciándolos aún más de la fuente ilegal.


Durante la etapa de estratificación, los fondos ilícitos generalmente se combinan con fondos legítimos o se mueven constantemente de una cuenta a otra. Esto genera muchas transacciones diferentes que son más difíciles de rastrear, esencialmente haciendo que los fondos ilícitos "desaparezcan".


Hay muchos métodos diferentes de estratificación, que incluyen:

  • Negociación en bolsa y mercado de divisas

  • Compra de giros postales extranjeros

  • Compra y venta de activos de lujo

  • Juegos de azar en casinos e intercambio de fondos por fichas

El objetivo principal de la estratificación es colocar obstáculos entre los fondos ilícitos y su fuente original para que a los investigadores les resulte más difícil identificar la actividad de lavado de dinero y distinguirla de los fondos legítimos.


3) Integración La etapa final del lavado de dinero es la integración. Como sugiere el término, aquí es donde los fondos ilícitos se integran nuevamente en cuentas financieras legítimas.

Al igual que durante la etapa de estratificación, la integración implica una serie de transacciones más pequeñas. Por ejemplo, si los fondos ilícitos fueran solo para comprar una propiedad inmobiliaria, este activo puede venderse para crear un rastro de fondos de origen legítimo. Otras formas en que se pueden integrar los fondos ilícitos incluyen:

  • fraude de nómina

  • Pago de préstamos a directores de una empresa ficticia

  • Pago de dividendos a los accionistas de empresas criminales

¿Qué es la prevención del blanqueo de capitales?

El antilavado de dinero es el conjunto de leyes, reglamentos, procedimientos y otros controles destinados a detectar y prevenir instancias en las que los delincuentes disfrazan fondos ilícitos como ingresos legítimos.


Desde que el lavado de dinero se tipificó como delito por primera vez en 1989 junto con la fundación del Grupo de Acción Financiera Internacional, las empresas financieras deben implementar procedimientos de riesgo ALD para prevenir el lavado de dinero y otros delitos financieros clave.


A medida que los delitos financieros se han vuelto más sofisticados con el tiempo, las regulaciones AML y los métodos que las empresas utilizan para detectarlos han tenido que evolucionar constantemente y mantenerse un paso por delante. Sin embargo, en los últimos años, el lavado de dinero y otros delitos financieros se han vuelto mucho más difíciles de detectar, lo que ha obligado a los reguladores a implementar nuevas regulaciones y controles rápidos y estrictos.


Cómo funciona la ALD

Hoy en día, los esfuerzos ALD funcionan a través de una serie de procesos y medidas que la mayoría de las instituciones financieras están obligadas a llevar a cabo por ley.


Conozca a su cliente

AML comienza cuando las instituciones financieras verifican la identidad de sus nuevos clientes y clientes, un proceso llamado Know Your Customer (KYC).


Además de establecer y verificar su identidad, las empresas también deben comprender la naturaleza de la actividad de un nuevo cliente y verificar que los fondos depositados provengan de una fuente legítima. Las empresas también pueden tener que evaluar a los nuevos clientes contra las listas de sanciones y las bases de datos de aplicación de la ley.

Debida diligencia del cliente

Customer Due Diligence (CDD) es el proceso a través del cual las empresas se aseguran de que la información proporcionada por los nuevos clientes y clientes sea precisa y legítima.


CDD requiere una evaluación constante de los riesgos de lavado de dinero que presenta cada cliente. Al adoptar este enfoque basado en el riesgo, las empresas pueden identificar a los clientes que presentan un mayor riesgo de incumplimiento para que puedan ser monitoreados y examinados más de cerca.


Monitoreo de transacciones

El monitoreo de transacciones es otra parte central del proceso ALD, y la mayoría de las empresas están obligadas a tener un proceso de monitoreo adecuado para que las transacciones sospechosas puedan identificarse, marcarse e informarse a los reguladores.

Es un proceso en gran parte automatizado que utiliza tecnologías y herramientas sofisticadas para señalar instantáneamente transacciones que están fuera de lo común para clientes individuales, como un depósito en efectivo inusualmente grande o una compra realizada en una jurisdicción incluida en la lista negra.


Todo el monitoreo de transacciones depende en gran medida de las reglas comerciales desarrolladas para discernir posibles comportamientos delictivos y actividades de lavado de dinero. El aspecto de desarrollo de las reglas puede variar mucho.


En Sentinels, utilizamos un editor sin código para implementar reglas comerciales rápidamente y mantener a los usuarios en control. Esto significa que las reglas pueden iterarse al ritmo y probarse exhaustivamente en nuestro entorno de espacio aislado para detectar cambios antes de que se implementen en un programa de monitoreo de transacciones para detectar actividad de lavado de dinero.


Una de las características más importantes del monitoreo de transacciones es la presencia de revisiones impulsadas por eventos (EDR). Estos permiten que un analista de cumplimiento active una revisión en cualquier momento durante el flujo de investigación. Cuando se detecta una transacción inusual o hay un cambio en el perfil de riesgo, se puede solicitar una revisión junto con toda la información pertinente a la transacción.


Tradicionalmente, el monitoreo de transacciones se ha considerado un proceso posterior a la actividad, que ocurre de forma masiva y analiza múltiples transacciones para determinar patrones de comportamiento. Eso es monitoreo de transacciones posterior al evento. Pero gracias a los avances tecnológicos, el comportamiento del cliente se puede analizar de inmediato, lo que da como resultado un seguimiento de las transacciones en tiempo real.

Monitoreo de transacciones posterior al evento


Monitoreo de transacciones posterior al evento reacciona a los eventos después de que suceden. Descubre amenazas de delitos financieros y se enfoca en reducir los falsos positivos mientras brinda inteligencia procesable para que las empresas puedan responder adecuadamente.

Monitoreo de transacciones en tiempo real

Gracias a la nueva tecnología de aprendizaje automático, ahora es posible realizar monitoreo de transacciones en tiempo real. La administración y el mantenimiento de las reglas comerciales se pueden realizar en un entorno sin código controlado por equipos de cumplimiento o automatizado con aprendizaje automático no supervisado que aprende patrones criminales con el tiempo.




19 visualizaciones0 comentarios