top of page

¿Cuál es el panorama de amenazas para el sector FinSec?



Las amenazas cibernéticas están en constante evolución, y el sector financiero debe de estar atento a la gama de posibles riesgos. Aquí hay una lista de algunas de las amenazas de seguridad cibernética más importantes para las instituciones financieras hasta ahora:

1. Ataques de phishing:

Los ciberdelincuentes utilizan correos electrónicos, sitios web o mensajes fraudulentos para engañar a los empleados o clientes para que revelen información confidencial como credenciales de inicio de sesión o datos personales.

2. Ransomware:

Software malicioso que cifra los datos de una institución financiera, haciéndolos inaccesibles hasta que se pague un rescate. Los ataques de ransomware pueden provocar pérdidas financieras significativas e interrupciones operativas.

3. Ataques distribuidos de denegación de servicio (DDoS):

Estos ataques abruman los servidores, la red o el sitio web de una institución financiera con una avalancha de tráfico, causando interrupciones e interrupciones del servicio.

4. Amenazas internas:

Empleados o contratistas maliciosos o negligentes que intencional o accidentalmente comprometen los datos o sistemas de la institución.

5. Amenazas persistentes avanzadas (APT):

Ataques dirigidos a largo plazo por adversarios bien financiados y organizados que buscan robar datos confidenciales o realizar espionaje.

6. Malware:

Varias formas de software malicioso, como troyanos, virus y gusanos, diseñados para infiltrarse en los sistemas, robar información o causar daños.

7. Violaciones de datos:

Acceso no autorizado o divulgación de información confidencial, incluidos datos de clientes y registros financieros.

8. Ataques de ingeniería social:

Manipular a los individuos a través de tácticas psicológicas para engañarlos para que divulguen información confidencial o realicen ciertas acciones.

9. Ataques a la cadena de suministro:

Dirigidos a proveedores y socios externos para obtener acceso a la red de una institución financiera o comprometer la integridad de la cadena de suministro.

10. Relleno de credenciales:

Uso de herramientas automatizadas para probar credenciales de inicio de sesión robadas o filtradas en múltiples sitios web y aplicaciones, aprovechando las contraseñas reutilizadas.

11. Zero-Day Exploits:

Explotar vulnerabilidades de software que son desconocidas para el proveedor o para las que no hay ningún parche disponible.

12. Riesgos de seguridad móvil:

Vulnerabilidades en aplicaciones y dispositivos móviles que podrían provocar violaciones de datos o acceso no autorizado.

13. Cryptojacking:

Uso ilegal de los recursos informáticos de una institución financiera para extraer criptomonedas.

14. Medidas de seguridad insuficientes:

Contraseñas débiles, sistemas sin parches y protocolos de seguridad inadecuados que dejan a las instituciones vulnerables a los ataques.

15. Vulnerabilidades de Internet de las cosas (IoT):

Dispositivos IoT inseguros que pueden verse comprometidos y utilizarse como puntos de entrada a las redes de instituciones financieras.

16. Riesgos de seguridad en la nube:

Medidas de seguridad inadecuadas y configuraciones erróneas en la infraestructura de la nube que pueden exponer datos confidenciales.

17. Desafíos de cumplimiento normativo:

No cumplir con las regulaciones y estándares de seguridad cibernética específicos de la industria, lo que podría dar lugar a sanciones y daños a la reputación.

Las instituciones financieras deben permanecer vigilantes y adaptarse a las amenazas emergentes mediante la implementación de prácticas sólidas de seguridad cibernética, la realización de evaluaciones periódicas de riesgos, la capacitación de los empleados y la colaboración con colegas de la industria para compartir inteligencia sobre amenazas. Es esencial consultar con fuentes y expertos actualizados, como Onistec, para mantenerse informado sobre las últimas amenazas y vulnerabilidades.




3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page